En este artículo te hablamos de una de las lesiones más frecuentes que se producen en el gimnasio, descubre en qué consiste, cuáles son sus causas y cómo lograr una adecuada recuperación.

¿Qué es el pinzamiento de hombro?
El pinzamiento de hombro también se conoce como pinzamiento subacromial y se define como la inflamación e irritación a causa de la fricción que sufren un grupo de tendones conocidos como el mango rotador. Estos tendones provienen de un grupo de músculos que se encuentra en el plano profundo del hombro e intervienen en la movilidad de este (infraespinoso, supraespinoso, redondo menor y subescapular).
Estos tendones pasan por un espacio muy estrecho denominado espacio subacromial y es precisamente la disminución de este espacio lo que causa el pinzamiento de hombro.

¿Por qué ocurre el pinzamiento de hombro?
Las causas de esta lesión son diversas y la disminución del espacio subacromial puede ocurrir por rotura, desgaste o degeneración del mango rotador, no obstante, en el ámbito del fitness las causas suelen ser todas aquellas actividades que se realizan por encima de la cabeza y causan una subida de la cabeza del húmero, un ejemplo de este tipo de actividad lo encontramos en el press de banca que se realiza a 90º.
No obstante debido a que la elevación repetitiva del brazo es la principal responsable de la compresión del mango rotador esta lesión también es frecuente en nadadores.

Síntomas del pinzamiento de hombro
Si somos atletas es importante que siempre permanezcamos atentos a las señales de nuestro organismo para así poder advertir lo antes posible cualquier signo que nos indique que algo no va bien, no obstante, el pinzamiento del hombro puede ser asintomático en un principio, presentándose posteriormente un dolor leve que se irá agravando de forma progresiva.
Una vez avanzada esta etapa inicial los síntomas más frecuentes son los siguientes:
– Dificultad para movilizar el brazo afectado
– Dolor en el hombro y el brazo
– Sensación de debilidad

Tratamiento de la lesión
La primera opción de tratamiento es la rehabilitación a través de la fisioterapia, esta rehabilitación constará de distintas fases, primero con el objetivo de desinflamar la articulación y restaurar la movilidad, seguido de una fase de fortalecimiento y una fase final de mantenimiento.
En ocasiones también puede ser necesario tratamiento farmacológico a través de inyecciones de corticoides, los cuales disminuyen de forma muy potente la inflamación y sólo en aquellos casos en los que no se responda al tratamiento convencional se puede optar por ampliarse el espacio subacromial a través de distintas técnicas invasivas.
En cualquier caso es muy importante iniciar el tratamiento con toda la antelación posible, ya que de no tratarse esta lesión puede ocasionar la rotura del mango rotador.

Prevención del pinzamiento de hombro
Los ejercicios de fuerza forman parte de la prevención de esta lesión pero obviamente siempre debemos evitar cualquier tipo de sobrecarga, otras acciones que nos ayudarán a prevenir esta lesión son las siguientes:
– Moderar las sesiones de entrenamiento
– Programar periodos de descanso
– Realizar un calentamiento adecuado
– Estirar la musculatura antes, durante y después del entrenamiento

El pinzamiento de hombro puede llegar a ser una lesión común en el gimnasio por lo tanto te recomendamos que prestes especial atención a cualquier sensación de dolor que tengas durante o tras el entrenamiento ya que de este modo podrás evitar una lesión crónica.

Fuente: masmusculoblog

0